DON EUFEMIO ABAD HUESO


Publicado en el Semanario La Comarca de Calatayud el día 23 y 30 de agosto y el 6 de septiembre de 2013

Don Eufemio Abad Hueso (Ateca 20/03/1871, + Ateca 04/03/1946) era hijo de Blas Abad Sanz (de Ariza) y de Isabel Hueso Domínguez (de Ateca). Sobrino, pues, de José María Hueso Domínguez, fundador de Chocolates Hueso.

Sus abuelos paternos fueron el escribano Pedro Abad (de Monteagudo) y Manuela Sanz (de Ciria). Por parte de madre era nieto de Aniceto Hueso y Cristina Domínguez (ambos de Ateca). Casó con Luisa Cejador Mateo de la que quedó viudo sin tener descendencia. Su residencia la tenía en la calle del Pilar, nº 21.

Terrateniente, cosechero de frutas y criador de ganado lanar.

De ideología monárquica estuvo muy presente en la política local siendo nombrado varias veces primer edil de Ateca:

El 14 de mayo de 1898 fue elegido alcalde por primera vez, pero inmediatamente fue declarado incapacitado para concejal por no estar inscrito en las listas como elegible, y lo mismo le ocurriría en las elecciones municipales del año siguiente que, volviendo a salir elegido, nuevamente fue incapacitado por no estar todavía inscrito en las listas. No sería hasta el 17 de diciembre de 1911 cuando comenzara su actividad de dirigente local al ser nombrado alcalde accidental. Bajo su efímera alcadía de 1912, se aprobó la demolición del arco de la Puerta de Ariza pero que no llegaría a ejecutarse. El mismo año autorizó la celebración para el día 21 de abril de una novena- rogativa a la Virgen de la Peana por la necesidad de lluvia que tenían los campos ante la petición de José García Labrador, pastor, y Manuel Cristóbal Pascual, labrador, que habían sido comisionados por sus convecinos para entrevistarse con el alcalde y el párroco Mosén Benigno Hernández.

Volvió a ocupar la alcaldía desde abril de 1922 a septiembre de 1923 cesando al golpe de Estado del General Primo de Rivera, que pasó el cargo a manos de José María Florén Santamaría.

De nuevo fue nombrado alcalde en abril de 1926 en sustitución del progresista Antonio Álvaro Pérez.

Durante este mandato presidió la comitiva que recibió el día de San Blas de 1927 a la Junta del Centenario de la muerte del pintor aragonés Francisco de Goya. Integraban la Junta los señores Del Arco, Jiménez Catalán y Ostalé Tudela. La comitiva estaba formada por los siguientes señores, además del alcalde: Antonio Álvaro (teniente de alcalde), Justo Campos (teniente de alcalde), Antonio Ibáñez (concejal), Pascual Gracia (teniente de la Guardia Civil), Julio Ortega, notario y abogado; Ángel Astray (secretario judicial), Fernando Hueso (abogado), Manuel Jarabo, comerciante), Manuel Vigaray (gerente de la fábrica de luz), Alfredo Sola (comerciante), Francisco Ortega, abogado, Enrique Bendicho, administrador de Tabacalera), Nicolás Borja (corresponsal), José Benito (farmacéutico), José Galindo e Isidro Benito. En presencia de ambas comitivas y de numeroso público se descubrió en la calle del Río la placa con la nueva nomenclatura que dedicaba la calle al insigne pintor. Después, en el Liceo Atecano, cerró el acto de la velada literaria que se celebró con este motivo.

En 1928, el Ayuntamiento que presidía desechó la propuesta del Gobierno de hacer un grupo escolar nuevo. Él mismo se mostró remiso a la construcción del nuevo edificio escolar que se proponía por la gran carga financiera que suponía. El teniente de alcalde, Fernando Hueso, propuso que si el arquitecto provincial dictaminaba favorablemente sobre las condiciones del edifico del Sindicato Agrícola (Casa de los Garcés de Marcilla), se podrían instalar allí 5 aulas para niños y otras 5 para niñas sin gran coste. Conseguido el informe y enterado el vecindario de que no querían hacer el edificio nuevo, les criticó duramente y ambos decidieron presentar la dimisión alegando la pérdida de confianza de los vecinos. Entretanto, hubo una visita del Gobernador y fue escasa la presencia de ediles y, a pesar de que se justificó diciendo que debido a la urgencia había citado por medio de los dependientes a los concejales, a los miembros Unión Patriótica, a los Somatenes y a todas las autoridades militares, civiles y judiciales, no debió convencer al visitante porque, a la vez que presentaba la dimisión el 18 de abril de 1929, llegaba un telegrama del Gobernador Civil por el que era depuesto a causa de su poco rendimiento (también había dejado aparcado el proyecto de construcción de la casa cuartel para la Guardia Civil previsto desde 1923), aunque en realidad influyó mucho el no pertenecer ni querer hacerse del partido de Primo de Rivera “Unión Patriótica”.

El 30 de enero de 1930 acabó inesperadamente la Dictadura de Primo de Rivera y, al hacerse cargo del Gobierno el Gabinete de Berenguer, se formaron nuevos ayuntamientos cumpliendo su decreto de 15 de febrero. El mismo 25 de febrero se reunió el consistorio de Ateca para constituir nueva corporación con aquellos concejales que sacaron más votos en las elecciones de julio de 1922, y que habían sido destituidos con la llegada del nuevo régimen de Primo de Rivera, quedando constituido por los siguientes señores: Pedro Monge Escolano, Miguel González Díaz, Jesús Millán Montón, Cayo Hernández Marzo y Blas Campos Duce (por contribuyentes); Julio Sánchez Fuentes, Enrique Bendicho Cristóbal, Fernando Hueso Rolland, Ángel Montón Pérez y Eufemio Abad Hueso (por exconcejales). Fue nombrado alcalde Enrique Bendicho que en marzo renunció al cargo por imperativo de su partido, sustituyéndole unos días Miguel González Díaz, hasta que don Eufemio fuera nombrado nuevamente primer edil, quien, al recoger la vara, dijo que ni había pedido el cargo ni lo acogía con cariño.

No obstante a su disgusto, en agosto del mismo año se votó la construcción del cuartel y aprobada la propuesta, decidiendo hacerlo en los terrenos ofrecidos por José María Fuentes el año anterior. En febrero de 1931 se acordó hacer los planos y presupuesto.

El cargo lo ostentó hasta abril de 1931, fecha de la celebración de elecciones municipales. Aunque se presentó a estas elecciones por la candidatura monárquica, no obtuvo ningún voto. Formaban esta candidatura: Eufemio Abad Hueso, Rufino Atienza Aparicio, Justo Campos Duce, Silverio Lozano García, Miguel González Díaz, Pedro Monge Escolano y Ricardo Gil Pérez.

Proclamada la Segunda República y, a la vista de que no gozaba de la confianza del pueblo, se dedicó a administrar su hacienda agrícola y ganadera y a presidir la Asociación Ganadera local. A pesar de ello, no logró librarse de los obreros de izquierda y, en 1934, le acusaron de contratar obreros forasteros para la siega.

En febrero de 1935 se hizo con la alcaldía el Frente Popular, pero al producirse el Alzamiento Nacional fue inmediatamente destituido el ayuntamiento frentepopulista y, el 1 de agosto de 1936, bajo la presidencia de la autoridad militar, Antonio Díaz Muntadas, se sustituyó el gobierno local por una gestora compuesta por José María Florén, como alcalde, y Eufemio Abad, Julián Pozo, Luis Maestro, Francisco Moreno (no presentado), Rufino Atienza, Rafael Bosch y José Saldaña como concejales. De nuevo se veía involucrado en la política local.

Los acontecimientos de aquellos primeros días de la sublevación provocaron el cese de José María Florén que el día 19 fue sustituido por Rafael Saldaña Pérez. Tampoco Saldaña duró mucho pues, el 18 de enero de 1937, a instancias de la comandancia militar de Calatayud, y bajo la presidencia de don Pablo Conde Jimeno, Brigada Jefe de la Línea de la Guardia Civil, fue sustituido por don Eufemio, que todavía seguía como edil.

Fue éste (1937-1940) su último periodo como alcalde de la villa, cargo que compartió con el de Presidente de la Junta de Regantes de Ateca. Su labor fue variada y fructífera aunque, a veces, desagradable y comprometida:

Al mes siguiente se publicaba en el BOP un edicto para que se presentaran los mozos alistados para ese año y que se encontraban en paradero desconocido: Sixto Aguaviva Pariente, Ignacio García Sanjoaquín, Enrique Bendicho Herranz, Antonio Monge Mayor e Ireneo Júlvez Lezcano; se acordó ponerle el nombre de plaza de España a la que entonces se llamaba de la Constitución; se cambio el nombre de la avenida de Pablo Iglesias por el de General Franco; al paseo del Prado se le puso el nombre de General Mola; a propuesta de Francisco Ortega, al escudo de Ateca se le cambió la leyenda de “Muy noble y Leal” que le había puesto el primer ayuntamiento republicano por el de “Muy Ilustre” que siempre había ostentado; se formó la Comisión Local de Asistencia Social abriendo una cuenta en el Banco Zaragozano; se abrió un bolsín con los obreros en paro y de familias necesitadas; se creó el Hospital de Sangre en el recién construido Grupo Escolar (todavía no se había inaugurado ni estrenado) y se requirió el concurso de los vecinos para proveerlo de camas; se habilitaron pabellones para la tropa y se talaron los árboles de la carretera para suministrarles leña; la Milicia Nacional se encargó de la vigilancia por el día y por la noche de posibles ataques aéreos; se habilitó la casa de Aguilar del barrio de San Martín (junto a la pasarela) y huerta para cuartel de la tropa mora y después para campo de concentración; y fue Juez en la instrucción del expediente contra Vicente Calleja, oficial de secretaría del Ayuntamiento, como consecuencia de lo regulado en el Decreto 108 de 3 de septiembre de 1936.

Por último, gracias a su espíritu austero, como ya se vio en su preocupación por no sangrar el erario municipal con la construcción del grupo escolar propuesto por el Gobierno y que le valió su destitución en 1929, durante esta alcaldía se economizó en la administración del Hospital de Sangre la cantidad de 32.000 pesetas que pasaron a engrosar las arcas municipales para obras urgentes. Clausurado el hospital, con el material que se pudo recuperar se montó una enfermería con cinco camas en la cárcel del Partido, y con el sobrante de ropas y demás efectos se dotó al Hospital de Jesús, vendiendo el resto para, con su producto, instalar una sala de curas y arreglar la cocina y dormitorios.

En julio de 1940, con 69 años de edad, fue relevado en la alcaldía por Ángel Millán Salanova no volviendo a ostentar cargo alguno.

Hombre de gran personalidad, influyente y de espíritu caciquil ostentó, además, las presidencias del Sindicato Agrícola y la de la Junta de Regantes, o era requerido como invitado de honor en actos de relevancia.

En 1916, siendo Presidente del Sindicato Agrícola de Ateca, en una reunión que hubo en la casa consistorial con propietarios de la ribera del Jalón que pugnaban por la unión de los agricultores para pedir a los poderes públicos caminos y mejoras, don Eufemio se mostró partidario de la idea defendiendo los derechos de los agricultores y, además, se lamentó de la puja a la baja que hacían los fabricantes de azúcar para hacerse con la remolacha. También formó parte de la comisión que el 23 de julio del mismo año hizo el Ayuntamiento para estudiar y redactar cuantas reclamaciones procedieran a los poderes públicos por la riada del día anterior, comisión formada por: Eufemio Abad, Miguel Galindo, Fernando Hueso, Domingo Tarrio, Esteban Azpeitia, Florentino Azpeitia, Ángel Sánchez, José María Montón, Ramón María Gimeno y Felipe Acero.

Como presidente de la Junta de Regantes solicitó de la Jefatura de Aguas de la Cuenca del Ebro la inscripción de los aprovechamientos de los caudales del río Jalón mediante el azud de Debajo San Blas basándose en la Concordia hecha en 1660 con los regantes de Terrer.

El 31 de julio de 1944 fue padrino de honor del misacantano Jesús Florén Alcalde y, dos años más tarde, fallecía. Sus restos descansan en el nicho 52 del cementerio municipal.

 

(FUENTES: ÁLVARO BLASCO, J. Javier. Segunda República y represión franquista en Ateca (Zaragoza). Fundación Bernardo Aladrén; BLASCO SÁNCHEZ, Jesús. Pasado y presente de la Muy Ilustre Villa de Ateca. ASPACAR, 2010; MARTÍNEZ GARCÍA, Francisco. Ateca entre 1800 y 1975. Institución “Fernando el Católico”, 2011).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s