DON RAMÓN GARCÉS DE MARCILLA Y HEREDIA


Publicado en el Semanario La Comarca de Calatayud el 27 de septiembre y el 4 de octubre de 2013

Don Ramón Garcés de Marcilla y Heredia (1807-04/12/1881) nació en Graus (Huesca). Hijo de Ramón Garcés de Marcilla y de María del Carmen Heredia, de Graus y hermano de Dolores, primera marquesa de La Serna, casada con Ramón Carrillo Zapata, marqués de La Vilueña.

Casó don Ramón con Celsa Erruz Tutor, nacida en Soria, tercera Baronesa de la Torre Erruz, hija de Antonio y Marta, y nieta de Jacobo Erruz, primer Barón de la Torre Erruz. De este matrimonio nacerían Deogracias, Ramón*, Benita, José, Antonio, Juan Andrés*, Marta* y Juan Pablo* .

Tanto don Ramón como doña Celsa, pese a haber nacido en Graus y Soria, respectivamente, hay que considerarlos atecanos natos, puesto que su nacimiento en estas ciudades fue circunstancial, puesto que sus respectivas madres eran de dichas localidades y era costumbre de las embarazadas de acudir al amparo de sus familias cuando se acercaba el momento del parto.

Don Ramón Garcés de Marcilla y Heredia tuvo una existencia muy activa, tanto en el ámbito político local como en el de los negocios, como vamos a ver.

Representó a la Milicia Nacional en la Junta de Gobierno que se formó en Ateca en 1843. A raíz del pronunciamiento antiesparterista, la Milicia Nacional local y personas destacadas se personaron el día 2 de julio de 1843 en la casa consistorial y manifestaron su adhesión a Isabel II, a la Constitución del año 37 y al Ministerio de López. En consecuencia se formó ese mismo día una Junta de Gobierno Salvadora representando al pueblo por clases. Fueron sus componentes los siguientes señores: Juan Lozano (como Presidente del Ayuntamiento), Ramón Garcés (por la milicia Nacional), Manuel Azpeitia (por la Milicia Nacional), Mosén Antonio Salazar (por el clero), Antonio Erruz (por los propietarios), José Pascual Pérez (por los propietarios), Francisco Florén (por los labradores, Ignacio Duce Abad (por los labradores) y José Naya (por el Tribunal de 1ª Instancia).

Dos años después lo encontramos, aunque a nivel particular, presente como acreedor de la Capellanía de Mosén Pedro Marco en la Junta que iba a liquidar los bienes de la Comunidad de Aldeas de Calatayud.

Parece ser que en 1854 era alcalde de Ateca.

El 8 de mayo de 1856 formó parte de la comisión que fue a Zaragoza a la inauguración que el General Espartero (Duque de la Victoria) hacía en nombre de la Reina Isabel II del inicio de las obras del F.C. Zaragoza-Madrid. Le acompañaron en la comisión Manuel Azpeitia y Pascual Gil.

Alcalde en 1859, 1860 y 1861. En 1859, mandó enumerar las calles para dar cumplimiento a una circular de fecha 19 enero del mismo año, encargando el cometido al maestro de Primera Enseñanza don Pedro Ibarreta. También encargó a los agrimensores Pascual Cejador y Víctor Lana medir todos los terrenos del término municipal, a los que acompañó como experto Ramón Campos. En 1861 fue comisionado por el Ayuntamiento para encargar los azulejos de los nombres de calles, plazas y edificios públicos ya enumerados por Ibarreta.

(*) Datos aumentados después de la publicación.

Con motivo de la conspiración de los generales Prim y Serrano estalló la Revolución de septiembre de 1868 (llamada Glorioso Alzamiento Nacional) que provocó la caída de Isabel II el 30 de dicho mes. El 20 de octubre se formaría en Ateca una Junta Revolucionaria bajo la presidencia de D. Ramón Garcés de Marcilla. También sería nombrado por sufragio universal capitán de la Milicia Urbana o de Voluntarios de la Libertad, creada en noviembre de ese año y que constaba de cuatro compañías. Además fue Senador del Reino y Caballero de la Real Maestranza de Zaragoza.

El 27 de junio de 1869, en ausencia del Comandante de la Milicia don Antonio Garcés Erruz, tomó juramento de la nueva Constitución a todo el Ayuntamiento, sus dependientes, empleados activos y cesantes del Ministerio de la Gobernación.

En cuanto a su actividad económica, lo vemos contagiado por la fiebre minera desatada a mediados del siglo XIX e interesado en la compra de bienes nacionales afectados por las desamortizaciones del Madoz de 1 de mayo de 1855:

Lo encontramos el 18 de febrero de 1842, con otros ocho socios más, ante el notario de Ateca Félix Lassa, constituyéndose en sociedad para explotar una mina de turba.

El 12 de junio de 1845, con cuarenta y un socios más, ante el notario de Ateca Manuel Azpeitia, constituía la sociedad minera La Amistad Aragonesa para la explotación de minas. En principio para explotar la mina La Dudosa, sita en el cerro del Explotadero, en el término de Ateca (denunciada en la Inspección de Tarragona), y cuatro minas más.

El 31 de diciembre de 1846, con 27 socios más, constituía una sociedad minera llamada El Paseo, continuación de otra del mismo nombre fundada en 1945, con el fin de explotar la mina de antimonio llamada Carrascosa en el paraje del mismo nombre en el término de Ateca y denunciada por Raimundo Erruz.

En 1849 representaba a la fundidora de Molina de Aragón Mollinedo y Ruiz para la rescisión del contrato que tenía con la sociedad minera de Ateca La Unión por el que compraba el mineral extraído de la mina Ascensión del Señor, sita en Valdesancho, del término de Munébrega.

En junio de 1850, Ramón Garcés de Marcilla, Santiago Gil y Pascual Soriano formaban, junto a los componentes de la fundidora de Molina, la sociedad llamada Perseverancia para explotar las minas de antimonio de San Isidro en el paraje de Borbojón (Moros) y las de Paraíso y Positiva en Valdelatorre (Ateca).

En 1850 era miembro de la sociedad minera La Unión, fundada en 1845, propietaria de las minas de barita Ascensión del Señor y Carmen, sitas en Valdesancho, paraje del término de Munébrega. En 1852 firmaron un convenio con el inglés Diego Masón, de nacionalidad inglesa, por el que se comprometía a pagarles 13 reales por cada quintal extraído de primera clase durante siete años.

El 28 de enero de 1860 adquiría de Bienes Nacionales en subasta pública, el mesón de Propios en 165.000 reales, vendiéndolo al año siguiente al matrimonio compuesto por José Polo Menés y Pascuala Florén.

Por último, sabemos que el 25 de junio de 1862 formaba sociedad para construir los baños de San Vicente de Jaraba en compañía de otros cinco socios y con una participación de 2 ½ acciones de 10.000 reales de vellón cada una.

(FUENTES: BLASCO SÁNCHEZ, Jesús. ATECA Retazos históricos. 2001).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s