FRAY JOSÉ DE ATECA


Publicado en el Semanario La Comarca de Calatayud el 1 de noviembre de 2013.

Fue Fray José un atecano (era costumbre de la comunidad capuchina sustituir el apellido por el nombre del lugar de nacimiento) educado en el Convento de Frailes Menores Capuchinos de la villa.

A partir de 1649, dos años después de la presencia de la orden en América, comenzó ésta a concentrar sus esfuerzos misioneros en Cumaná (hoy capital del Estado de Sucre, Venezuela) encomendando en exclusiva esta labor a los capuchinos de Aragón que establecieron allí su Prefectura, y allí fue el padre de José con otros compañeros en 1715.

Para facilitar la labor de evangelización de los indios era preciso fundar nuevas poblaciones, y a Fray José de Ateca se le atribuye la fundación de Santa Cruz de Cumaná, en el valle de Payacuar, cerca de otros pueblos misioneros como Santa María de los Angeles o Jesús del Monte Catuaro.

Los pobladores de la región, los indios chaymas, eran, al decir del Padre José, belicosos, altivos y soberbios, por lo que le supuso un gran esfuerzo su formación. A pesar de ello, la Misión fue creciendo y, en 1737, tenía Santa Cruz 157 familias que hacían 500 habitantes, y su iglesia, construida con las limosnas que nuestro religioso paisano obtuvo de devotos de Veracruz y Méjico, era de las más suntuosas de la provincia de Cumaná. Constaba de tres naves que cobijaban varios retablos dorados provistos de todos los ornamentos y vasos sagrados necesarios para celebrar la santa misa, varios lienzos pintados a pincel y otro útiles que la hacían, como decimos, la más rica y hermosa de todas de alrededor.

En 1728 el padre José dio comienzo a la fundación de Santa Teresa de Jesús reuniendo a varios indios chaymas que, con el tiempo, llegarían a ser 60 familias. No obstante, sería otro capuchino, el Padre Tomás Abiego, el que pasará a la historia como su fundador por el gran impulso que dio a la construcción de la nueva ciudad y a su población.

Por sus grandes cualidades de gobierno y dinamismo fue nombrado Prefecto de esta Misión a su fundación, y nuevamente, por segunda vez, en 1738. El 15 de febrero del año siguiente, el Padre José hizo un informe a S. M. Felipe V, desde Santa Cruz de Cumaná, en el que daba cumplido detalle de la situación de los indios de la nación paria que habitaban aquellas costas (Península de Paria); y también del censo de los pueblos que estaban a su cargo, con minucioso detalle de familias, bautizos, matrimonios, defunciones, etc.

Fray José de Ateca murió en Santa María de los Angeles en 1741, tras 26 años de intensa dedicación a la evangelización de los indios chaymas de Cumaná.

(FUENTES: ”Los Capuchinos Aragoneses en Venezuela” del Padre Luis Longás y “Los aragoneses y el Nuevo Mundo” del Grupo Nono-Art.).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s