DON ANTONIO BELTRÁN PÉREZ


Padre de diez hijos. Fue recaudador de contribuciones hasta 1931, pasando luego a recaudador de arbitrios municipales de varios pueblos de los que estaba excluido Ateca.

En 1923, el secretario del Ayuntamiento, estaba preso mientras se estaba investigando su conducta dudosa. Por mediación de Antonio Beltrán, se logró que reintegrara cierta cantidad de dinero de la que se había hecho cargo.

Cuando se publicó en el BOE de 17 de julio de 1935 la construcción del pantano de La Tranquera, fue uno de los opositores a su construcción alegando el poco beneficio que reportaría a Ateca (que tenía tres ríos y agua abundante), los gastos que supondría pagar el canon que se le impusiera y el peligro de una improbable pero posible rotura del dique.

Fue miembro fundacional de la agrupación local de Izquierda Republicana. El 8 de septiembre de 1935 se fundó en el Liceo Atecano dicha agrupación con Leoncio Pérez Pérez como presidente, Antonio Álvaro Pérez como vicepresidente, Leonardo Navarro Lora como secretario, José María Murillo como tesorero, José María Bosch, Félix Gracia Rupérez y Virgilio Sánchez como vocales, y Antonio Beltrán Pérez, Vicente Calleja, Manuel Pérez y Salvador Sabroso como miembros fundadores. Perteneció a la Junta directiva.

Como elector del Frente Popular, fue unos de los que firmaron del escrito presentado por la Asociación Labor y Libertad pidiendo la destitución del médico José Payno Marchante y del recaudador municipal Enrique Marín Compés por manifiesta dejación de sus deberes, según los firmantes.

Sería detenido el 28 de diciembre de 1936 acusado de alardear a favor de la muerte de Calvo Sotelo y estuvo prisionero en las cárceles de Zaragoza hasta finales de junio de 1937.

En el BOP del 8 de mayo de 1937 el gobernador civil mandaba instruir expediente de responsabilidad civil a 15 vecinos de Ateca entre los que se encontraba Antonio Beltrán.

El expediente fue incoado 30 días después acusándole de haber estado afiliado a Izquierda Republicana y haberse destacado en el Frente Popular. Por ello se le  condenó a una multa de 2.000 pesetas.

Presumiblemente para mostrar su simpatía hacía el Movimiento, se alistó a Falange y, en noviembre del mismo año, como jefe de la 4ª Centuria de Falange de Soria en las posiciones de Sotodosos y sargento del Regimiento de Carros de Combate nº 2 en la posición de Galachos nº 2 de Villamayor, solicitaba al Presidente de la Junta Provincial de Incautaciones benevolencia y anulación el embargo de bienes de que era objeto. Sin embargo, el Juez de Instrucción y especial de incautaciones de Ateca y su Partido,  Joaquín García-Monge y Martín, hacía saber en mayo de 1938, que por no haber hecho efectivas las 2.000 pesetas que se le habían puesto de sanción, se iba a proceder a subastar los bienes embargados. Como en la primera subasta no fueron adjudicados, se hizo una segunda en enero de 1939 con una rebata del 25 %.

Una nueva providencia de noviembre de 1950 ordenaba a la Comisión Liquidadora de Responsabilidades Políticas la devolución de las 2.000 pesetas y el archivo definitivo del expediente.

 (FUENTES: ÁLVARO BLASCO, J. Javier. Segunda República y represión franquista en Ateca (Zaragoza). Fundación Bernardo Aladrén).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s