TRES FUNCIONARIOS FUSILADOS EN 1936


Publicado en el Semanario de la comarca el 8 y el 15 del 8 de 2014

LEONARDO NAVARRO LORA. Recaudador de Hacienda en Ateca. Nacido en 1908 en San Nicolás del Puerto (Sevilla). Hijo de Juan y Antonia. Domiciliado en calle Goya 25 de Ateca.

Miembro fundacional del grupo local de Acción Republicana en diciembre de 1930 y representante del mismo. Ingresó en la logia masónica Constancia nº 16 de Zaragoza el 20 de diciembre de 1933, pasando luego de pleno derecho en el momento de su fundación al Triángulo Floreal de Calatayud con el seudónimo de Averroes. En septiembre de 1933 escribía un artículo en Heraldo de Aragón lamentándose del retroceso que estaba sufriendo Ateca por causa de las vías de comunicación que desviaban la economía hacia otros pueblos, especialmente Calatayud, sin que los poderes públicos hicieran nada por evitarlo. Cuando se fundó la agrupación de Izquierda Republicana local con Leoncio Pérez como presidente, fue nombrado secretario.

Del reemplazo de 1929, se incorporó a filas el 6 de agosto de 1936 en el Regimiento de Carros de Combate, según un informe de la Guardia Civil de 26/09/1937 en el que se le daba por desaparecido (había sido fusilado el 11 de noviembre de 1936).

Fue otro de los que se le formó juicio sumarísimo por el supuesto delito de sedición de los hechos ocurridos en la Estación del F.C. el 6 de agosto de 1936 (ver Félix Gracia Rupérez en La Comarca de 25/07/2014). Tampoco se pudo demostrar su participación puesto que, según las averiguaciones practicadas el día 25 de agosto por el comandante militar de Calatayud, Luis Mariñas, Leonardo no se encontraban en Ateca el día 6 porque, al ser soldado de cuota, se había marchado unos días antes. No probada su participación en los hechos se falló con sobreseimiento provisional de la causa.

En el juicio, Leonardo declaró en su descargo haber constituido en Ateca por su amistad con Honorato Castro una Agrupación de Acción Republicana que sería disuelta al anunciarse las elecciones municipales a primeros de año. Que los de su afiliación habían sido hostigados por los de socialistas de Ateca como elementos conservadores y fascistas, como probaba el hecho no haber podido llegar a una unión entre ambos grupos. Que no pudo crear ambiente extremista en Ateca los días anteriores al Movimiento puesto que desde el día 7 de julio al 16 estuvo con su hermana en Madrid. Declararon en su favor Alfredo Queipo de Llano, Tomás Queipo de Llano.

No obstante, sería detenido el 10 de octubre y fusilado el 11 de noviembre de 1936. Como a su amigo y compañero Leoncio se le abriría expediente de responsabilidades civiles el 29 de abril de 1937, cinco meses después de su muerte, acusado de dirigente del Frente Popular, masón, secretario de Izquierda Republicana y representante provisional y organizador de la extrema izquierda. Los testigos locales informaron que les constaba que no estaba huido sino que fue detenido y desaparecido. Se le sancionó con 13.000 pesetas.

Expedientado también por responsabilidades políticas, fue sancionado con 10.000 pesetas y sus bienes subastados en julio de 1938. Como en la primera subasta no fueron adjudicados, se hace una segunda en enero de 1939 con una rebaja del 25 %. Al no ser cubierta se anuncia para el 17 de mayo una tercera con un 25 % de rebaja.

LEONCIO PÉREZ PÉREZ. Abogado. Registrador de la propiedad de Ateca con domicilio en la casa de la huerta de Galindo de la que tuvo que salir para hundirla para hacer las escuelas. Nació en 1893 y fue fusilado en Zaragoza el 28 de agosto de 1936.

Amigo del abogado Félix Gracia Rupérez y del recaudador de Hacienda Leonardo Navarro Lora. Fue nombrado Presidente de la agrupación local de Izquierda Republicana cuando se fundó el 8 de septiembre de 1935 en el teatro Liceo Atecano y, como tal, en representación de la agrupación pronunció un discurso cuando se constituyó el ayuntamiento frentepopulista el 22 de febrero de 1936.

Junto con Félix Gracia y Leonardo Navarro fue encausado por el acto de protesta contra el alzamiento y adhesión a la República protagonizado en la estación del F.C. por los reclutas del reemplazo 1931-1935 (ver Félix Gracia Rupérez en La Comarca de 25/07/2014). Aunque no se pudo demostrar su participación en los hechos, Leoncio Pérez fue citado al ayuntamiento el 25 de agosto de 1936 y detenido. El día 27 fue conducido a Zaragoza por una pareja de la Benemérita entrando cadáver al día siguiente en la Facultad de Medicina de la capital aragonesa presentando un tiro en la espalda y otro en la nuca. Fue reconocido por su esposa.

Paradójicamente, como otros muchos, se le abrió expediente de responsabilidades civiles el 29 de abril de 1937 acusado de ser presidente de Izquierda Republicana local, propagandista destacado, organizador de comités locales y de presidir mítines marxistas. Fue condenado a una sanción de 3.000 pesetas.

 

EMILIANO BRAVO CATALÁN. Secretario del Ayuntamiento. Nacido en Moros en 1894 era hijo de Miguel (veterinario de Moros) y Francisca (maestra). Casado con Tomasa Burillo Corona de la que tuvo dos hijos: Sara y Edmundo.

En abril de 1936 se incorporó a su puesto de secretario, procedente de Uncastillo. Republicano sin significación política, según unos, y extremista, según otros, en el breve tiempo que pasó en Ateca hasta el Alzamiento publicó algunos artículos en el periódico local La Democracia.

Supuestamente, junto con el resto del ayuntamiento (se supone que no todos, pues se habían repuesto los del año 31 al triunfar el Frente Popular), se escondió en el paraje de los Sieterríos cuando el pueblo fue ocupado en julio de 1936. También supuestamente, le acompañarían Joaquín Tejero, Antonio Álvaro y Enrique Moreno Ibáñez (Enrique Bendicho había abandonado el pueblo).

Con la excusa de certificar la muerte de los fusilados el día 18 de agosto en el barranco de la Bartolina, fue llevado allí al día siguiente y fusilado.

La Comisión Provincial de Incautaciones le abrió expediente de responsabilidades civiles según al artículo 6º del Decreto-Ley de enero de 1937. Fue incoado el 29 de abril de 1937 en el que se reconocía su moderado comportamiento político en Ateca pero se le acusaba de ciertas actividades en Uncastillo (directivo de un centro extremista, punto negado por vecinos de aquella localidad que, sin embargo, sí reconocieron su adhesión al Frente Popular), localidad donde estuvo antes de secretario. Se le dio por detenido por la fuerza pública y desaparecido. Se le sancionó con 2.000 pesetas.

(FUENTES UTILIZADAS: ÁLVARO BLASCO, José Javier. Segunda República y represión franquista en Ateca (Zaragoza). Fundación Bernardo Aladrén. Zaragoza, 2009; MARTÍNEZ GARCÍA, Francisco José. Ateca entre 1800 y 1975. Institución Fernando el Católico. Zaragoza, 2011).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s