DON BENJAMÍN SÁNCHEZ MORENO


Publicado en el Semanario La Comarca el 12 y 19/12/2014

Alias Gitano. Nacido en 1910. Labrador de profesión y músico por afición. Casado con Adoración Cristóbal y padre de una hija, también llamada Adoración.

Del reemplazo de 1931 hizo el servicio militar en África donde obtuvo el grado de cabo. Incorporado al Ejército el 1 de agosto de 1931, sirvió en la Comandancia de Artillería de Ceuta.

Fue uno de los electores del Frente Popular en las municipales de 1936 que firmaron el escrito presentado al Ayuntamiento por la Asociación Labor y Libertad el mes de abril de aquel año pidiendo la destitución del médico José Payno Marchante y del recaudador municipal Enrique Marín Compés por manifiesta dejación de sus deberes, según ellos.

Miembro de las Juventudes Socialistas locales fundadas en marzo de 1936, hizo uso de la palabra en el mitin de propaganda socialista realizado en la plaza con motivo de la celebración de la Fiesta del 1º de Mayo de aquel año. El acto fue presidido por el Alcalde Agustín Ayerbe. También intervinieron José María Sánchez, Elías Pérez, José Cansado y Enrique Bendicho Herranz.

Conocido el golpe militar del 18 de julio de 1936 se formó en Ateca un Comité de Huelga compuesto por Benjamín Sánchez (Juventudes Socialistas), Tomás Merodio Chacobo (CNT), Modesto Pardos Sánchez, Félix Martínez, Manuel Melendo Alejandre, Francisco Jiménez y Francisco Martínez Esteban. Capitaneado el Comité por Tomás Merodio y el mismo Benjamín, hicieron cerrar fábricas y comercios a la espera de acontecimientos y, en colaboración con la Guardia Civil, requisaron las armas de caza.

También se personó en el cuartel de la Guardia Civil para hablar con el teniente Lesmés Cortés a concordar una tregua de neutralidad.

La tarde del día 22, un grupo de extrema izquierda talaron un olmo que había cerca de la estación del FC, dejándolo cruzado en la carretera para entorpecer el paso de las tropas nacionales que se dirigían hacia Guadalajara. En la madrugada del día siguiente, Benjamín oteaba desde las eras de San Martín, junto con la Guardia Civil, los movimientos de las tropas al mando del capitán Palacios. Tomada la villa por el ejército, y vistas las represalias tomadas por el ejército por esta resistencia de los elementos de izquierdas (fueron fusilados ipso facto a tres vecinos y bombardearon el pueblo con fuego de mortero), formó parte de un grupo de una docena de personas que se escondió en el barranco de las Torcas.

Movilizado en agosto de 1936, marchó al cuartel de Palafox de Zaragoza donde fue habilitado como sargento del Regimiento de Artillería Ligera nº 9.

A los pocos días de ingresar en el ejército se enteró del fusilamiento de su hermano Adrián, por lo que tomó la firme decisión de pasarse a zona roja en la primera ocasión. En febrero del 37 fue llevado a Jaulín y desde allí, con un salvoconducto de comisión de servicio que consiguió, marchó a Ateca a ver a sus padres. Su ausencia debió levantar sospechas y se procedió a su búsqueda, por lo que el 23 de marzo requirieron la presencia de su padre en la casa consistorial para que declarara sobre su paradero. Ante esta situación, Benjamín se presentó en el ayuntamiento y, confundiendo a los funcionarios y autoridades (lo reclamaban como Maximiliano, pues así figuraba en su partida de nacimiento), pudo salir libre.

Tomó el tren para volver a Zaragoza y, haciendo un alarde de osadía, se presentó a la pareja de la Benemérita que hacía servicio en el convoy y con la excusa de que iba en comisión de servicio hizo el viaje en su compañía sin levantar sospechas.

Una vez en la capital aragonesa, en lugar de ir al cuartel Palafox, decidió ir a Jaulín. En el colmo de la osadía se acercó a un garaje que los de Falange tenían en la Puerta del Carmen y, con la misma excusa de la comisión de servicios, consiguió que lo llevaran escoltado a Jaulín. Desde allí se pasó a zona roja la noche del 24 de febrero junto con otro compañero.

Como en la zona roja su quinta no había sido movilizada, lo dejaban libre, pero él, al no tener familia en dicha zona, prefirió marchar al frente. Fue a Valencia entrando en la Columna de Hierro. En Valencia se encontró con un Diputado de Izquierda Republicana, suegro de un familiar suyo, y por su mediación fue a Madrid como era su deseo. En Madrid ingresó en una patrulla de dinamiteros dedicada a dar golpes de mano en las líneas franquistas. En julio de 1937 lo llevaron a Colmenar Viejo y, luego, a Brunete en cuya célebre batalla fue herido en una pierna estando ingresado en un hospital hasta marzo de 1939.

Fue uno de los 15 afiliados a la Asociación Labor y Libertad de Ateca refugiados en Valencia que se reagruparon (con domicilio social en calle La Nava, nº 7, piso 3º) y solicitaron (31 de julio de 1937) a la Comisión Ejecutiva de UGT ponerse al corriente de cuotas y el envío de nuevos los carnet de afiliado por haberlos perdido a causa de las circunstancias. (Por esas fechas Benjamín de encontraba hospitalizado –la batalla de Brunete se desarrolló entre los días 6 y 25 de julio-, por lo que se entiende que fueron sus compañeros de Labor y Libertad de Valencia los que lo pusieron en la lista de solicitantes).

Finalizó la contienda con el grado de teniente del bando republicano.

Tomada Madrid por los franquistas estuvo trabajando en una tahona. Allí tuvo noticia de que su padre había sido detenido para que dijera su paradero y le daban 48 horas para presentarse. Llegó a Ateca el 28 de mayo. De aquí fue llevado al cuartel Palafox donde el teniente coronel le dijo que sería fusilado al día siguiente, pero tuvo la suerte de que aquella noche se suspendían todas las condenas de los juicios sumarísimos urgentes. Fue, pues, enviado al campo de concentración de San Juan de Mozarrifar. Estando allí fue enjuiciado y condenado a dos penas de muerte, pero en octubre se le hizo un segundo juicio y fue condenado a la pena de 30 años de reclusión mayor que, al año siguiente le fue conmutada por la de 14 años y, desde la cárcel de Calatayud, fue enviado a la de Torrero en junio de 1939.

Salió de Torrero el 2 de diciembre de 1942 (poco más de dos años) por haber redimido su pena como tambor de la banda de la prisión y haber aprobado el grado de “Religión Elemental”. Marchó a residir a su pueblo con la obligación de presentarse diariamente en el puesto de la Guardia Civil. La libertad definitiva le llegaría en marzo de 1951.

El 29 de diciembre de 1941 le fue incoado Expediente de Responsabilidades Políticas por delito de “adhesión a la rebelión”. En un informe dictado entre agosto y septiembre de 1941 por el comandante del puesto de la Guardia Civil de Ateca figuraba como vocal del Comité revolucionario constituido el 18 de julio de 1936.

Una vez fijada su residencia definitiva en Ateca, volvió a su profesión de agricultor, se casó y, años después, entró a trabajar en la fábrica de chocolates HUESO donde se jubiló como encargado de almacén.

Como músico tocó la caja en la Banda Municipal desde los tiempos del director de la banda José Enguita Sabroso (1915-1924) hasta los del director Gregorio Tejero Tejero (1947-1953), exceptuando los años que estuvo militarizado y en prisión.

Allá por los años cincuenta fue miembro fundador de la orquesta Kandy. Estaba compuesta la misma por Cándido Remartínez (saxo alto), Félix Sanjuán (saxo tenor) Emeterio Martínez (trompeta), Benjamín Sánchez (batería) y Miguel Bernal (trombón).

Además de su afición por la música, tenía gran apego a las tradiciones del pueblo. Persona de prodigiosa memoria y aptitudes escénicas, encarnó el papel de Mayoral en la reposición del Dance de Ateca en 1956. También hizo de pregonero en el desfile de la víspera de las fiestas de la Virgen de la Peana desde que se creara este vistoso acto en 1957. En sesión de 18 de septiembre de 1958 el ayuntamiento acordó dar las gracias por su colaboración en las fiestas a Benjamín Sánchez, Gregorio Polo y otros por su colaboración en las fiestas.

(FUENTES UTILIZADAS: CORRAL, Pedro. Desrtores. La Guerra Civil que nadie quiere contar. Pags. 255-264;ÁLVARO BLASCO, J. Javier. Segunda República y represión franquista en Ateca (Zaragoza). Fundación Bernardo Aladrén; MARTÍNEZ GARCÍA, Francisco. Ateca entre 1800 y 1975. Institución “Fernando el Católico”, 2011; CAMPOS INOGÉS, José y BLASCO SÁNCHEZ, Jesús. Bandas de Música de Ateca. Primer Centenario).

Anuncios

2 pensamientos en “DON BENJAMÍN SÁNCHEZ MORENO

  1. Muchas gracias, Jesús, por su encomiable labor de investigación que mantiene vivo el pasado de nuestro pueblo y sus gentes, especialmente gracias por ayudarme con publicaciones como esta a que mi hijo mantenga presente la figura de su bisabuelo Benjamín.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s