LOS HIJOS DE DON ENRIQUE BENDICHO


Publicado en el Semanario La Comarca el 30/1/2015

Tal como dijimos en su biografía (Semanario La Comarca de fecha 29 de noviembre, y 6, 20 y 27 de diciembre de 2013), don Enrique Bendicho Cristóbal fue el primer alcalde de Ateca de la Segunda República. Afiliado al partido Socialista, desarrolló una gran actividad política local a favor de la clase obrera, lo que le puso en el punto de mira de la represión que se desató al estallar el Movimiento del 18 de julio del 36. Casado con doña Pilar Herranz tuvo siete hijos (Guillermo, José, Enrique, Josefa, César, Pilar y Cirilo), alguno de los cuales no se libró de una enconada persecución.

El más desafortunado fue José. Miembro fundador de Juventudes Socialistas (vocal según un informe de la Guardia Civil) y empleado como botones de la oficina de Telégrafos y Teléfonos, fue acusado de espía y de prevenir a los líderes de izquierda de las novedades políticas desde su privilegiado puesto de trabajo. Con tan sólo 18 años de edad, fue abatido a las seis de la mañana del día 23 de julio de 1936 en la carretera Madrid-Barcelona (a la altura del Mesón) por disparos de los soldados nacionales al intentar huir cuando fueron a detenerlo.

La Comisión Provincial de Incautaciones le abriría expediente de responsabilidades civiles según al artículo 6º del Decreto-Ley de enero de 1937. Se le acusó de haber sido afiliado al Frente Popular y haber propagado las ideas marxistas. El informe de la Guardia Civil le dio por desaparecido, pero en un segundo informe se reconocía su muerte el día antes dicho por hacer resistencia a las fuerzas del Ejército. Se le impuso una sanción de 1.500 pesetas.

En febrero de 1938, el Juez de Instrucción, Sr. Cusculluela, hizo público un escrito para que compareciera ante el juzgado, o de lo contrario se procedería a la ejecución y cobro de las incautaciones a las que estaba sometido por contrario al Movimiento Nacional.

La Comisión Liquidadora creada al amparo de del Decreto de 13 de abril de 1945, emitió expediente de indulto económico en 1959 por insolvencia (los bienes susceptibles de embargo ya había sido embargados).

Guillermo, el mayor de los hermanos, se había incorporado al Ejército con su quinta el 22 de noviembre de 1935, y en el momento del Alzamiento estaba destinado en Automovilismo en Marruecos.

El 19 de agosto de 1936 le fue abierto expediente de Responsabilidad Política incoado mediante Consejo de Guerra por las Fuerzas Militares de Marruecos. Se le acusaba de perpetrar con otros compañeros un complot para abortar el Movimiento Nacional que se estaba gestando, siendo sentenciado a seis años de prisión militar correccional.

En paradero desconocido, sería citado en el Juzgado nº 2 de Zaragoza para que se presentara a responder por sus responsabilidades civiles por opositor al Movimiento.

Reclamados informes a la Guardia Civil, alcaldía y Juzgado Municipal de Ateca sobre su comportamiento después del Movimiento, todos coincidieron en que sus ideas eran de izquierdas pero que había salido del pueblo antes de iniciado el Movimiento para prestar servicio militar y que se ignoraba su paradero. Se dictó providencia el 19 de agosto de 1938, y finalmente sobreseído en julio de 1945.

Enrique, nacido el 6 de mayo de 1916, compartía su vocación a la música (formó parte de la Banda de Ateca bajo la dirección de los Sres. Lechuz y Hernández Adán) y su identificación con las Juventudes Socialistas.

Entre los actos programados el día 1º de mayo de 1936, se celebró un mitin socialista en la plaza, presidido por el Alcalde Agustín Ayerbe, en el que hicieron uso de la palabra el mismo alcalde, José María Sánchez, Benjamín Sánchez Moreno, Elías Pérez, José Cansado Lamata y el joven Enrique.

A la vista de los acontecimientos de los primeros días del Alzamiento, huyó del pueblo, y al ser llamado su reemplazo estaba en paradero desconocido por lo que sería reclamado en el BOP del 22 de febrero de 1937.

Refugiado en Valencia con su padre, fue uno de los 15 afiliados a la Asociación Labor y Libertad de Ateca que se reagruparon en esa ciudad y que solicitaron el 31 de julio de 1937 a la Comisión Ejecutiva de UGT ponerse al corriente de cuotas y que se le expidieran los carnet de afiliados correspondientes por haberlos perdido a causa de las circunstancias.

De los demás hermanos no se tienen noticias ni de sus actividades ni de que fueran represaliados. Sólo, que Josefa era simpatizante de Juventudes Socialistas y que hizo uso de la palabra en el mitin que se celebró el 29 de marzo de 1936 con motivo de la constitución definitiva de dicha asociación, y que César, del reemplazo de 1940, fue llamado a filas con 18 años, incorporándose el 14 de mayo de 1938.

(FUENTES UTILIZADAS: ÁLVARO BLASCO, J. Javier. Segunda República y represión franquista en Ateca (Zaragoza). Fundación Bernardo Aladrén; MARTÍNEZ GARCÍA, Francisco. Ateca entre 1800 y 1975. Institución “Fernando el Católico”, 2011; Achivo Parroquial de Ateca).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s