Espabila, Aragonés (romance anónimo)


Ordenando papeles me ha salido este romance de autor desconocido que llegó a mis manos, no recuerdo cómo, en forma de fotocopia hace unas tres décadas, en los balbuceos de nuestra democracia y de las autonomías. Su mensaje es claro y premonitorio, y treinta años después, no sólo sigue siendo válido, sino más necesario que entonces. Como su difusión hoy es mucho más fácil, ahí va por si sirve de algo y el esfuerzo de su anónimo autor no haya sido en vano:

ESPABILA, ARAGONÉS (Anónimo)

Espabila, aragonés,
desperézate y despierta,
compra siempre de Aragón,
compra siempre de tu tierra.

Eso es lo que hacen los otros
son los que más progresan
diciendo que es lo mejor
y que es malo lo de fuera.

Así progresa su industria
y no progresa la nuestra,
así progresa su campo
y el nuestro está en la miseria.

Y mientras tú no te fijas
y compras lo de su tierra,
el dinero de Aragón
siempre se irá para fuera.

Si todos al comprar
nos fijamos en la etiqueta,
los parados bajarán
al menos en nuestra tierra.

Le dices a tu mujer
que cuando vaya a la tienda
compre todo de Aragón
porque todo es de primera.

La confección, los tomates,
el vino… o lo que sea,
pues se despistan algunos
y compran hasta las peras,
que ahora nos llegan de Italia
para acabar de “molerla”.

Y si te compras un coche,
que sea de Figueruelas,
que miles de aragoneses
trabajan en esa empresa,
que pudiendo ir a otro sitio
ha elegido nuestra tierra.

Y si tienes invitados
deja el “guisqui” en la nevera,
sácales un buen tintorro
de los que hay en nuestra tierra,
de los que encienden el cuerpo
y te vacunan de anemia.

Mas no seas egoista:
acoge, ama y respeta
a todos los emigrantes
que llegan a nuestra tierra.

Ellos son como nosotros,
ellos son familia nuestra;
son también de tierras pobres
y por eso salen de ellas.

Espabila, aragonés,
desperézate y despierta.

Ponte debajo del grifo
y mójate la cabeza
para ver si de una vez
se te mete en la sesera
que si no compramos lo nuestro
nos comerá la miseria.

Guarda bien este mensaje
hasta el día que te mueras,
para dárselo a tus hijos
como si fuera una herencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s