DOS PERIODISTAS ATECANOS


Publicado en el Semanario La Comarca el 17/4/2015

DON ARTURO BONO SORIANO. Nacido en Ateca en 1869, era hijo del médico José Bono, de Sabiñán y ejerciente en Ateca, y de María Dolores Soriano, de Ateca e hija de Pascual Soriano, notario y natural de Ateca. Casó con Pilar Menal Matheu, de Barcelona. El matrimonio, al no tener descencencia, adoptaría una niña, Maruja, que casó en Ateca con Julio Aparicio Lafuente, miembro de archiconocida familia de los “Melitones”.

A los veinte años fue nombrado ordenanza de las administraciones subalternas en Ateca. Durante su estancia en Ateca hizo sus primeros pinitos como periodista dirigiendo El Menú, impreso en Calatayud, y colaborando con el periódico republicano La Derecha y el Diario de Avisos, ambos de Zaragoza. En julio de 1892 vio la luz el semanario republicano La Concordia, del que era Director, con la pretensión de defender el ideario republicano en las poblaciones del Partido Judicial Ateca-Calatayud.

Marchó luego a Zaragoza donde trabajó en el Diario de Avisos y en La Derecha hasta que en 1897 ingresó como redactor en el Diario de Zaragoza alcanzando gran prestigio como periodista. En 1898 marchó a Barcelona ingresando en El Noticiero Universal.

En 1906 fue nombrado escribiente de plantilla del Ayuntamiento de  la Ciudad Condal. No obstante siguió colaborando con periódicos como La Noche, de Barcelona, y La Voz de Aragón, de Zaragoza. Cuando apareció en Ateca el semanario La Democracia en 1930, fue uno de sus colaboradores, pues además de su afinidad ideológica, le unía gran amistad con su director don Enrique Marín. Hacia 1934 volvió Bono a su tierra natal donde desempeñó el cargo de Secretario habilitado de Juzgado de Ateca hasta 1939. La Voz de Aragón de Zaragoza lo nombró Corresponsal Especial en Ateca  y Partido de Calatayud, y también colaboró con el republicano Diario de Aragón en los pocos meses que vio la luz.

Falleció el 16 de enero de 1941 a los 71 años de edad y sus restos descansan en el cementerio municipal de Ateca.

 

DON NICOLÁS BORJA ANDRÉS. Vecino de Ateca. Hijo de Francisco Borja de Gracia, de Villanueva del Conde (Burgos) y de María Andrés Bernal, de Valtorres (Zaragoza). Casó Con Encarnación Joven Reta, de Ateca, de quien enviudaría y con quien tuvo a Nicolás, Francisco, Encarnación, Manuela, Carmen, María y Lucrecia. Procurador de los tribunales, articulista de prensa, escritor, poeta, taquígrafo y fotógrafo.

Masón de grado 3º, alias Sócrates, en la logia Los Almogáraves nº 42, de Calatayud, en la que ejercía de orador en 1891. Luego pasaría a formar parte del triángulo masón fundado en Ateca en 1894. Fundadores de este triángulo serían, además de Nicolás Borja: Vicente Moros y Luis Santed Vinuesa.

Corresponsal en 1905 del Heraldo de Aragón, cubrió la noticia del crimen de los carboneros de Calcena en Cetina.

Cuando en 1920 se celebró en el patio de la cárcel una misa homenaje a Concepción Arenal con motivo del centenario de su nacimiento, tras el discurso pronunciado por el Juez de Primera Instancia e Instrucción don Francisco P. de Mena alabando la labor de la defensora de los derechos humanos de los presos, recitó una poesía compuesta por él mismo titulada En mi celda. También participaron Pilar Lozano, que leyó una obra de Concepción Arenal; Bernabé Blasco, oficial de prisiones, que leyó una cuartillas sobre el acto, y el maestro Eusebio Sarasa, que disertó sobre La educación y su influencia en la sociedad. Los presbíteros José María Pérez y Vicente Gracia recitaron las poesías A la Justicia y Arquitecto ideal. Ofició la misa Mosén Benigno Hernández.

Para la Fiesta del Árbol de 1924 compuso la poesía Los tesoros del árbol que leyó en el acto.

En 1927, cuando se sustituyó el nombre de la calle del Río por el de Goya con motivo del centenario de la muerte del insigne pintor aragonés, celebrando un homenaje el día 3 de febrero, festividad de san Blas, formó parte de la comitiva que recibió a la Junta del Centenario (integrada  por los señores Del Arco, Jiménez Catalán y Ostalé Tudela). La comitiva estaba integrada por Eufemio Abad, que la presidía;  Antonio Álvaro, teniente de alcalde; Justo Campos, teniente de alcalde; Antonio Ibáñez; Pascual Gracia, teniente de la Guardia Civil; Julio Ortega, notario y abogado; Ángel Astray, secretario judicial; Fernando Hueso, Manuel Jarabo; Manuel Vigaray; Alfredo Sola; Francisco Ortega; Enrique Bendicho; José Benito; José Galindo, Isidro Benito y el propio Nicolás Borja.

Falleció en Ateca el 11 de diciembre de 1938 a los 74 años de edad.

 

(FUENTES UTILIZADAS: ÁLVARO BLASCO, J. Javier. Segunda República y represión franquista en Ateca (Zaragoza). Fundación Bernardo Aladrén; MARTÍNEZ GARCÍA, Francisco. Ateca entre 1800 y 1975. Institución “Fernando el Católico”, 2011; Ídem. Arturo F. Soriano. Un periodista de Ateca. Revista Cultural nº 8 ALAZET. Ateca, 2008; PALACIO PILACÉS, Luis Antonio. Carbón rojo. Crónica del crimen de los carboneros. Ediciones Cometa, Zaragoza, 2011. Pag. 33; Archivos Municipal y Parroquial).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s