LOS REPRESALIADOS ANTONIO CRISTÓBAL Y RICADO CRISTÓBAL


Publicado en el Semanario La Comarca el 20/11/2015

DON FRANCISCO ANTONIO CRISTÓBAL ESCOLTA. Hijo de Antonio y Antonia, Francisco Antonio Cristóbal Escolta nació en Ateca en 1891. Casó con Candelaria Labrador Lozano, también de Ateca, de cuyo matrimonio nacieron nueve hijos: Antonio, Nieves, Manuel, Ramona, Ángel, Miguel, Faustino, Jesús y Carmen.

Agricultor de oficio y muy laborioso de naturaleza, la numerosa familia le llevó a buscar ingresos por otros conductos. Así, en 1935, lo encontramos como medidor del vino, empleo que requería mucho esfuerzo físico.

Presidente de la Agrupación Socialista en 1936, fue detenido el 22 de septiembre y conducido al mercado de abastos de Calatayud donde permaneció preso con otros once detenido más de Ateca. El 26 de de octubre fueron todos conducidos (con catorce más de otros pueblos) hacia Zaragoza, siendo fusilados en Mularroya y enterrados en una fosa común. Los restos de estos presos serían exhumados y trasladados al Valle de los Caídos en 1959.

La Comisión Provincial de Incautaciones le abrió expediente de responsabilidades civiles según el artículo 6º del Decreto-Ley de enero de 1937 y, acusado de ser afiliado al Partido Socialista y de ser presidente de la agrupación local propagando las doctrinas del Frente Popular, fue sancionado con 2.000 pesetas. En febrero de 1938 el Juez de Instrucción, Sr. Cusculluela, hizo público un escrito para que compareciera ante el juzgado para pagar la sanción impuesta y costas tasadas o, de lo contrario, se procedería a la subasta de sus bienes incautados (como quiera que ya había sido fusilado, sólo se entiende esta diligencia por no constar fehacientemente su defunción). El abril, el Juez de Instrucción y especiañ de incautaciones de Ateca y su Partido, don Joaquín García-Monge y Martín, hacía saber que por no haber hecho efectivas las 2.000 pesetas que se le habían impuesto de sanción, se iba a proceder a subastar parte de sus bienes. En un segundo proceso se le subastaron más bienes y como no pujara nadie se volvieron a subastar el 16 de noviembre con una baja del 25 %. Al no haber tampoco pujas, se hizo una tercera el 23 de noviembre.

La Comisión Liquidadora creada al amparo del Decreto de 13 de abril de 1945, emitió un expediente de indulto económico entre 1959 y 1961 por insolvencia.

 

DON RICARDO CRISTÓBAL ROMANOS. Alguacil del Ayuntamiento. Hijo de Jorge y Pascuala nació en Ateca en 1876. Casado con Tomasa Latorre García, de la que quedaría viudo, tuvieron los siguientes hijos: Elvira, Ricardo, José, Francisca, Pascuala y María.

De muy joven fue enviado a combatir en la guerra de la independencia de Cuba (1895-1898).

De aficiones polifacéticas, lo encontramos el Domingo de Resurrección de 1899 actuando de banderillero con el nombre de guerra El Garellano en una becerrada que se organizó en Ateca; como pelotari solía competir en las fiestas de pricipios del siglo XX, y así vemos cómo en el programa de fiestas de la Virgen de la Peana de 1907 se anunciaba un partido depelota a mano entre los aficionados de la localidad Ricardo Cristóbal, Tomás Sanz, Segismundo Tomás y Melitón Aparicio; y, como melómano, formaba rondalla con José María Melendo. Pasados estos años ejerció sus aficiones de forma pasiva y el 9 de enero de 1916 lo encontraremos presidiendo una novillada en la que uno de los lidiadores era Pepe Revuelta, de Ateca.

Debió ser hombre de sangre caliente porque en 1911 fue suspendido de empleo y sueldo por golpear a Ignacio Aparicio Blasco, también excombatiente de guerra de Cuba, en el café de Mariano Olmera durante las fiestas; y, en 1920, se le volería a suspender porque había sido procesado por un caso de homicidio, aunque en abril de 1924 se le repuso en el cargo por haber cesado las causas que motivaron la suspensión.

A la muerte de su hermano Ramón en 1918 que era empleado del Ayuntamiento encargado del matadero municipal, le sustituyó en este cargo, y en noviembre de ese mismo año fue gratificado por el Consistorio con 50 pesetas por los servicios sanitarios especiales realizados durante la epidemia de gripe sufrida en el mes anterior.

Fue elector del Frente Popular y uno de los firmantes del escrito presentado al Ayuntamiento por la Asociación local Labor y Libertad en abril de 1936 pidiendo la destitución del médico don José Payno Marchante y del recaudador municipal don Enrique Marín Compén por manifiesta dejación de sus deberes, según ellos.

Por sus ideas políticas fue detenido el 22 de septiembre de 1936 (paradójicamente el Ayuntamiento le abrió expediente por “abandono injustificado de servicio”) y conducido al mercado de abastos de Calatayud corriendo la misma suerte que Francisco Cristóbal.

También se le abrió expediente de responsabilidad civil el 29 de abril de 1937, después de fusilado, siendo acusado de pertenecer al Frente Popular y ser propagador de la ideología marxista y de haber salido los primeros días del Movimiento con armas contribuyendo a cortar los árboles de la carretera para impedir en paso de las tropas. Se le dio por desaparecido y sancionado con 1.000 pesetas.

 

(FUENTES UTILIZADAS: ALVARO BLASCO, J. Javier. Segunda República y represión franquista en Ateca (Zaragoza). Fundación Bernardo Aladrén; MARTÍNEZ GARCÍA, Francisco J. Ateca entre 1800 y 1975. Institución “Fernando El Católico”, 2011; Archivo Parroquial).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s