DIRECTORES DE BANDAS DE MÚSICA: DON BERNARDO BALLENILLA


Publicado en el Semanario La Comarca el 13/5/2016

La tradición musical en Ateca viene desde muy antiguo. Las primeras manifestaciones musicales las encontramos en ciertas festividades importantes (Corpus, Semana Santa, San Blas…) en las que jublares, tamborileros y caramilleros las animaban con sus instrumentos. Sin embargo, no será hasta 1842 cuando aparezca la primera banda de música promovida a petición de varios vecinos que solicitaron al ayuntamiento la provisión de instrumentos a cargo de los fondos públicos para formar una “orquesta que sirviese para la Milicia Nacional y otras funciones públicas”.

La enseñanza y dirección de esta banda correría a cargo del organista de la parroquia don Rafael Guarch, y de sus actuaciones conocemos la hecha en 1852 con motivo de los actos organizados por el ayuntamiento para celebrar el nacimiento de la Princesa de Asturias (María Isabel de Borbón y Borbón, La Chata, nacida el 20 de diciembre de 1951) y del “pronto restablecimiento de la Reina”. También conocemos la actuación en las fiestas de San Blas y la Virgen de la Peana de 1880 de una banda de música. Pero no será hasta 1902 cuando empecemos a tener noticias fehacientes y continuadas de las bandas de música de Ateca.

Fue don Bernardo Ballenilla, natural de Soria, organista de la parroquia de Santa María y profesor de música, residente en Ateca, quien elevó un escrito al ayuntamiento instando sobre la conveniencia para la localidad de organizar una banda de música con carácter municipal. Él mismo se ofrecía a desempeñar el cargo de director de la misma dando gratuitamente la instrucción musical necesaria a cuantos individuos desearan ingresar, sin otra retribución que 500 pesetas anuales dadas por el municipio, y, caso de que el Ayuntamiento aceptase, la banda se sujetaría a un contrato y reglamento con las condiciones que se estipularan. Estudiada la propuesta, el Ayuntamiento formó una comisión para tratar el asunto y redactar el oportuno contrato para que pudiera funcionar el 1 de enero de 1903. Dicho contrato recogía los siguientes extremos:

  1. El Director don Bernardo Ballenilla se comprometía a establecer de su cuenta una Banda de Música, cuando menos de 12 individuos, que tuvieran el instrumento necesario para que dicha orquesta resultara lo más completa posible.
  2. Se obligaba a tener gratuitamente una academia de música para cuantos alumnos desearan ingresar.
  3. Se obligaba a asistir a cuantas funciones religiosas y actos oficiales organizara el Ayuntamiento en la localidad, percibiendo por todo 500 pesetas anuales.
  4. El contrato era valedero por un solo año a partir del 1 de enero de 1903.

 

Antes de terminar el año, en septiembre, y a pesar de las dificultades que tuvo para cobrar las quinientas pesetas, Bernardo Ballenilla pidió prórroga de un año para completar la formación de los educandos, con lo que en 1905 haría sus primeras apariciones en público. Ballenilla siguió con su labor hasta 1914, fecha en que cesó como organista de la parroquia.

Pese a que don Bernardo había solicitado la creación de una banda con carácter municipal, lo cierto es que ninguna de las creadas lo fue, aunque así se haya creído por recibir subvención municipal. Solamente en el período 1953-1961 sería municipal y la plaza de director, clasificada en la categoría 1ª clase 3ª, cubierta por concurso.

 

(FUENTES: CAMPOS INOGÉS, José y BLASCO SÁNCHEZ, Jesús. Bandas de Música de Ateca. Primer Centenario. 2005).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s