DIRECTORES DE BANDAS DE MÚSICA: DON JOSÉ ENGUITA SABROSO


Publicado en el Semanario La Comarca el 20/5/2016

Natural de Ateca y aventajado músico, se inició en la Capilla Coral de la Iglesia de Santa María cuando a los cinco años entró como monaguillo. Fue director de una orquesta a principios de siglo y luego pasó a formar parte de la primera banda en 1903 con el director Ballenilla tocando el pícolo y actuando como subdirector. Al marcharse Ballenilla se hizo cargo, en 1915, de la batuta.

 No obstante, ese año las fiestas de Ateca las amenizó la banda de Aguarón lo que provocó un cierto malestar en la banda local que pediría cien pesetas por intervenir en una verbena prevista para el 17 de septiembre, cantidad desorbitada si la comparamos con las 500 pesetas anuales que había venido cobrando el anterior director don Bernardo Ballenilla). Pedir tal cantidad era tanto como negarse a tocar, y la Corporación discutió el asunto y varios concejales pidieron que se le exigieran al director los instrumentos propiedad del ayuntamiento para que sin su autorización no pudieran hacer uso de ellos en otros pueblos. Más sosegado, el concejal don Ricardo Gil propuso al alcalde que hiciera la indagación pertinente antes de tomar una decisión precipitada. Así, pues, llamaron al director quien se defendió manifestando que era un justo precio para pagar a los músicos locales y tres forasteros que traían de refuerzo, y que estaba siempre a la disposición del ayuntamiento para lo que gustase.

Da la impresión, por estos sucesos, que la banda dejó de depender del ayuntamiento, aunque empleara los instrumentos de su propiedad, puesto que no se estaba cumpliendo con el punto 3 del contrato que en su día se suscribió con Ballenilla (asistir a cuantas funciones religiosas y actos oficiales organizara el ayuntamiento en la localidad), o por lo menos, que no recibía subvención. Además, está el hecho de que un tal Silvestre Piria Hijaro se ofrecía a finales de 1923 para instruir una Banda Municipal, a lo que accedió el ayuntamiento, con compromiso de un año solamente, ofreciéndole 600 pesetas anuales, actuando ya en las primeras fiestas de San Blas.

En 1924 aparece nuevamente don José Enguita Sabroso como director, actuando en las fiestas de San Blas por la suma de 100 pesetas. Ésta debió ser su última actuación puesto que en abril del mismo año pedía subvención para dirigir la banda un tal Francisco Langarita, que debía pertenecer a ella. La petición le fue denegada invitándole el Consistorio a solicitarla en unión de los educandos.

Don José Enguita transmitió la afición a la música a su hijo Luis que continuó durante décadas la tradición familiar. Maestro del saxofón tocó alto y tenor en las bandas Santa Cecilia, Unión Musical con Hernández Per, y municipales de Tejero, Calderón y Aguilar. Cantaba, además, en el coro de la iglesia como barítono. A don Luis le siguieron sus nietos Jesús Ángel (fiscorno) y Luis Manuel (trompeta) que debutaron en la Agrupación Musical San Blas y en la Agrupación Musical Atecana, respectivamente.

 

(FUENTES: CAMPOS INOGÉS, José y BLASCO SÁNCHEZ, Jesús. Bandas de Música de Ateca. Primer Centenario. 2005).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s