DIRECTORES DE BANDAS DE MÚSICA: DON CARMELO LÓPEZ SÁNCHEZ


Publicado en el Semanario La Comarca el 2 y 8/9/2016

Nació don Carmelo en 1940 dentro del seno de una familia con aptitudes musicales, pues su padre, José, era tañedor de guitarra y y su hermano, César, tocaba guitarra, laúd y bandurria. Hizo sus estudios primarios en las Escuelas Graduadas de la localidad. Los primeros conocimientos musicales los adquirió a los siete años con don Gregorio Tejero, y a los diez ya le había asignado el clarinete como instrumento interpretativo. Completó su formación con don Juan José Blasco Calderón desde 1953 hasta 1959, año en que ingresó en la Academia General Militar donde amplió sus conocimientos de solfeo e instrumento en los tres años que permaneció sirviendo en el Ejército, obteniendo el grado de músico de 3ª clase.

Terminado el servicio militar regresó a su pueblo natal. El año anterior había marchado a Guadix (Granada) el director de la banda municipal y el Ayuntamiento amortizó su plaza de director y la banda perdió su carácter de municipal. No obstante, como se hiciera cargo de la dirección el aventajado componente de la misma, don Luis Aguilar, se incorporó a la banda perteneciendo bajo la batuta de don Luis hasta que éste se retirara en 1975.

Con la jubilación de don Luis estuvo Ateca sin banda de música hasta que el primer Ayuntamiento democrático la volvió a impulsar bajo la dirección de de otro aventajado músico local, don Adrián Sánchez, primo hermano de Carmelo y a quien éste no dudo en apoyar en su proyecto. En este nuevo grupo llamado Agrupación Musical San Blas, permaneció hasta 1988 año en que se creó la Agrupación Musical Atelana, adonde entraría a formar parte tocando el clarinete y ejerciendo como subdirector hasta 1993. En el intervalo de abril a octubre de 1991 (cese de don Vicente Moll y posesión de don Alfonso Manuel Catalán) se hizo cargo temporalmente de la dirección a satisfacción de la Junta Directiva de la Agrupación, tanto que al cese de don Agustín Civera en septiembre del 93, decidió por sus méritos y conocimientos musicales nombrarle director, cargo que ostentó hasta 2015 cosechando numerosos triunfos y siendo objeto de un emotivo homenaje.

Sin oportunidad de obtener un dilatado curriculum académico, la experiencia del día a día forjó en él un director nato que supo llevar la banda de la Agrupación Musical Atelana al cenit de su trayectoria musical.

También a nivel particular desarrolló una dilatada actividad musical. Así vemos cómo al obtener el carné de músico profesional, formó parte de varias orquestas y en 1966 fundó junto a otros compañeros la orquesta Los Talmar en la que participaba como saxotenor en una primera etapa y como guitarra bajo después. Disuelta la banda local en 1975 se mantuvo en activo con Los Talmar hasta su desintegración a principios de los años ochenta.

Poseedor del carné de músico en la especialidad de clarinete expedido por el Sindicato Profesional de Músicos en 1971 formó parte de varias orquestas de Zaragoza.

Casado con Concepción Sánchez, hija de Enrique, también músico, (tocó el bajo en diversa bandas y etapas) y de Milagros, no es de extrañar que los dos hijos del matrimonio, Enrique y Carmelo, salieran unos excelentes músicos dominando diversos instrumentos. Ambos se iniciaron con su padre y pertenecieron a las bandas dirigidas por don Juan José Blasco Calderón, don Luis Aguilar, don Adrián Sánchez Sánchez hasta la creación de la Agrupación Musical Atecana en la que, además, han sido profesores. También han formado parte de las orquestas “Canal 6”, “Salomón”, “Grand Luxe” y “Dúo Regata”.

Entre las destacadas actuaciones de sus primeros años como director (la lista hasta su cese sería interminable), contamos con las siguientes:

  • El día 25 de julio de 1991 en el Salón de Ibercaja de Calatayud hizo su debut como director accidental, siendo muy felicitado.
  • Dirigió el concierto celebrado durante las fiestas de la Virgen de la Peana en la sala del Liceo Atecano donde le fue entregada por el Ayuntamiento una placa conmemorativa en reconocimiento a su labor, así como también al veterano Miguel Bernal.
  • El cinco de marzo de 1995 participó en la Plaza de Toros de Zaragoza dentro del programa Bandas en Marcha.
  • El 23 de abril, Día de San Jorge, fue a Zaragoza para hacer un pasacalle y participar en la Plaza de Toros con varias Bandas.
  • En junio del amenizó una novillada en el coso de La Misericordia de Zaragoza.
  • En julio dio un concierto en Utebo y en agosto actuó en Ateca, Calatayud, Ibdes, Torrijo de la Cañada, Villafeliche y Villarroya.
  • En las fiestas de Ateca, y como novedad, en el concierto anual la banda interpretó El Sitio de Zaragoza con el grupo de baile Otero del Cid con gran éxito.
  • El 30 de septiembre participó en la concentración de bandas celebrada en Ateca junto con las de Alagón, Almonacid de la Sierra y Villarroya.
  • Ya en 1996 participó en el Tercer Ciclo de Bandas Marcha “Pascual Marquina”, y durante aquel verano acudió a las concentraciones de Calanda, Alcañiz y Ateca.
  • A primeros de 1997 dio un concierto en colaboración con el grupo de jota Otero del Cid para los damnificados de Zaire; durante el verano los dio en Aranda de Moncayo, Atea y Torrijo, y en septiembre participó en una concentración de bandas en La Almunia de Doña Godina con Cariñena y Pedrola.
  • En el 98 dio en Ateca un concierto benéfico pro-construcción de viviendas en la India a través de Cáritas. Dio más conciertos en Villanueva de Gállego, Villarroya de la Sierra y Cetina e hizo intercambios con las bandas de L’Alquería de la Condesa (Valencia) y Lézat-Sur Lece (Francia).
  • En abril actuó en Muel, en honor a un compositor holandés.
  • El verano de 1999 cubrió compromisos en los lugares de Alagón, Monasterio de Piedra, Villarroya de la Sierra, Torrijo de la Cañada y Calatayud.
  • El septiembre protagonizó un festival de bandas en la localidad y asistió a los organizados en Monzón y Luzia.

 

También en esta etapa surgieron varios proyectos:

En julio de 1993 se creó, dentro de la Agrupación la BigBand, un grupo formado por los músicos más jóvenes de la banda que en las fiestas de San Blas del 94 ya actuaron, y en julio daban un concierto en el parque de los Baños de Serón en Jaraba. El 27 de agosto de este dieron a conocer en las piscinas municipales de Ateca una casette con un magnífico repertorio con ocasión de la presentación oficial de la nueva banda.

Ante el éxito alcanzado, en 1998 la Obra Social de Ibercaja se interesó por el proyecto y contrató una serie de conciertos que llevó a la BigBand a lugares de dentro y fuera de la provincia como el Balneario de Sicilia en Jaraba, la Sede de la Diputación General de Aragón “Edificio Pignatelli” en Zaragoza, Zuera, Benasque, Monzón, Reus y otros.

 Al mismo tiempo que la BigBand se creó una Banda Infantil que fue acogida con simpatía por el público y actuó por primera vez el día de Reyes de 1994 en el pabellón de festejos de Ateca. Sin embargo, el entusiasmo de los primeros tiempos decayó y se olvidó pronto.

Por último, en agosto de 1997 se aprobó la formación de una charanga “sólo para las necesidades de Ateca y siempre que no coincidan con las actuaciones de la Banda”. La idea no dejaba de ser buena puesto que se pretendía cumplir con aquellos compromisos menores que la actuación de la banda resultaba costosa económicamente o era difícil su traslado, es el caso de las romerías a las ermitas, pero acabó siendo suplida por la banda reduciéndola a un número limitado de músicos para estos eventos.

 

(FUENTES: CAMPOS INOGÉS, José y BLASCO SÁNCHEZ, Jesús. Bandas de Música de Ateca. Primer Centenario. 2005).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s